Una canonización en camino

¡Hola a todos! ¡Buenas noticias!

Esta Navidad viene cargada de regalos para la Fundación Universitaria CEU San Pablo. La misma semana en que se celebra el aniversario del nacimiento del Cardenal Herrera Oria – iniciador de la Fundación CEU (Centro de Estudios Universitarios) –, que tuvo lugar ayer día 19 de diciembre, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, clausuró el martes pasado la fase diocesana de la causa de canonización del Cardenal Ángel Herrera Oria, antaño obispo de Málaga.

El sacerdote delegado episcopal de la causas de beatificación, Ricardo Quintana, explicó que éstas se inician cuando consta una “práctica de las virtudes cardinales y teologales”, un seguimiento de los “consejos evangélicos” y una “extendida fama de santidad”.

El Cardenal Ángel Herrera OriaEn 1996 comenzó este proceso en el que, desde entonces, se ha entrevistado a 56 testigos en Madrid, 17 en Santander, 12 en Málaga, dos en Barcelona y uno en Vic. Por otra parte, dos censores teólogos han analizado los escritos del cardenal Herrera y han elaborado un informe sobre su espiritualidad que será llevado a Roma a través del portavoz Julián Vara Bayón, quien llevará toda la información de la fase instructora diocesana y la presentará ante la Congregación para las Causas de los Santos, que debe iniciar la segunda fase del proceso de canonización.

Así, se enviarán copias en papel de toda la documentación del proceso en cajas lacradas para garantizar el “secreto de conciencia y la autenticidad” y evitar “interpolaciones”.

Ángel Herrera Oria nació en Santander en 1886 y falleció en Madrid en 1968. A lo largo de su vida fue obispo de Málaga, cardenal, abogado del Estado y periodista (dirigió ‘El Debate’, fundó la Editorial Católica y estableció la primera escuela de periodismo de España). Además, participó en la constitución de la Asociación Católica de Propagandistas y el CEU y presidió Acción Católica. Por este motivo, el Cardenal Rouco Varela ha destacado que fue “una personalidad en una España dramática y esperanzada”.