IX Jornadas Católicos y Vida Pública de Sevilla: “Construyamos sociedad”

Las IX Jornadas Católicos y Vida Pública, organizadas por la Fundación San Pablo Andalucía CEU y la Archidiócesis de Sevilla, han concluido este sábado en Sevilla, donde se han celebrado desde el pasado viernes, y que este año han abordado “desde una perspectiva multidisciplinar la importancia de generar valores y compromisos que impulsen el desarrollo de una sociedad más justa y responsable, así como el papel de cada individuo”.

participantes-de-la-mesa-redonda

Según ha informado la Fundación San Pablo Andalucía CEU en un comunicado, ‘Regeneración Política y Social’ ha sido el tema elegido por el periodista Ángel Expósito para la conferencia con la que se han cerrado las sesiones de trabajo de las IX Jornadas Católicos y Vida Pública. El ponente, que fue presentado por el catedrático en Filosofía del Derecho Francisco José Contreras, ha abierto el debate en torno a un tema de candente actualidad, invitando a la reflexión acerca de la regeneración política y social.

“¿Es posible una sin otra?”, ha planteado Expósito, quien ha asegurado que “no podemos tapar con cortinas de humo la verdadera base de los problemas de nuestra sociedad”. El periodista se ha referido en sus palabras a la crisis política, de la que ha asegurado que “no es sólo culpa de los políticos, sino que todos tenemos un papel en cuanto a que tenemos la potestad de elegir quién nos representa”, así como a la crisis en la educación, “aquella en la que las Humanidades se ven sustituidas por las cuestiones políticas de turno”.

Ha criticado usar la educación como instrumentación política con alusiones directas a los casos de corrupción en España “no sólo en el ámbito político, sino más gravemente en el social, en el educativo y en el de los valores humanos”. “Una crisis de valores en todos los ámbitos” ha afirmado Expósito, “por lo que no perdamos el tiempo en buscar chivos expiatorios, y actuemos sin dejarnos llevar por el creciente populismo”, ha añadido.

Sobre el papel de España en el mundo y la inestabilidad en los contextos internacionales también ha hablado el periodista de COPE, asegurando que “en muchos de los casos es también un problema de quienes aúpan al poder”. El conferenciante ha criticado firmemente la falta de respeto en los contextos en los que se ven azotados los católicos hoy en día, “lo que no ocurre en otras religiones”, asegurando que por encima de la regeneración política debe primar la regeneración social.

Por todo ello, Ángel Expósito ha animado a “volver a determinados valores, aquellos que nos enseñaron nuestros padres, al esfuerzo, al emprendimiento y al sentido común, recuperando la ética sin acomodarnos en echar la culpa a chivos expiatorios, asumiendo nuestro papel e intentando ser humildes aprovechando los recursos que disponemos para ello”. Ha finalizado con una autocrítica al periodismo, que, según ha concluido, “en ocasiones se retroalimenta en exceso de la política alejándose de las personas”.

Las IX Jornadas Católicos y Vida Pública han contado en su desarrollo, además, con dos mesas redondas en las que se han abordado, “desde una perspectiva multidisciplinar”, conceptos como la dicotomía entre virtudes y valores, la ética, la responsabilidad, la búsqueda del bien común y el papel de la educación y de los jóvenes en el contexto de la sociedad actual en la que nos encontramos.

Clausura de las jornadas

Antes de comenzar la eucaristía oficiada por el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, las autoridades han ocupado la mesa para el acto de clausura con las intervenciones del secretario general de la ACdP, Antonio Rendón-Luna y de Dueñas; el director de Jornadas y del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Ortega; el director general de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Juan Carlos Hernández, y Julio Álvarez de Toledo, secretario del centro de la ACdP en Sevilla.

Todos ellos han querido agradecer “el éxito de las Jornadas”, a la vez que han recalcado “la necesidad de su continuidad para los próximos años si tenemos en cuenta el contexto de una sociedad en la que cada vez está menos de moda el ser católicos”. Esperando que hayan sido de interés los temas tratados, los miembros de la mesa han animado a una mayor participación de los católicos en la vida pública, buscando el bien común y estando siempre al servicio de la sociedad.

“Sigamos creando espacios de debate, de reflexión y de buena praxis”, ha defendido el director general de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, mientras que el secretario general de la ACdP ha destacado “la trascendencia del bien común como señal del bienestar de la sociedad, la ética en la democracia, el respecto y la libertad. En ella debemos trabajar para buscar un clima de convivencia, indicador de una sociedad sana”, ha abundado.

Por su parte, el arzobispo de Sevilla, en su homilía, ha resaltado el papel del laicado católico en la vida pública y la necesidad de una buena formación en la Doctrina Social de la Iglesia, para que puedan en sus tareas seculares hacer presente el mensaje del Evangelio en medio de la sociedad, y transformarlo en beneficio de los más pobres, quienes sufren las dificultades y carencias de un sistema económico y social que tiene que ser más justo y responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *