El Papa Francisco viaja a Suecia por la unidad de los cristianos

papa-misa-suecia

El Papa Francisco ha viajado a Suecia con motivo de los 500 años de la declaración de Martín Lutero contra la mundanización en la Iglesia de Roma. El Pontífice ha querido destacar este acto como una oportunidad para defender la unidad de los cristianos como una prioridad, “porque reconocemos que entre nosotros es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”, ha afirmado el Papa.

El Santo Padre llegó a Malmö el 31 de octubre aceptando así la invitación de la Federación Luterana Mundial (FLM) con el objetivo de asistir a una oración ecuménica conjunta, prevista en la catedral luterana de Lund. Durante esta jornada el Papa ha reconocido las dificultades en el camino ecuménico, “la separación ha sido una fuente inmensa de sufrimientos e incomprensiones”, ha comentado el Papa Francisco. En este sentido, también ha declarado que “debemos mirar con amor y honestidad a nuestro pasado y reconocer el error y pedir perdón: solamente Dios es el juez”. En relación con la relación entre ambas iglesias, el Pontífice ha recalcado que ambas partes buscan “profesar y defender la verdadera fe, pero se encerraron en sí mismas por temor o prejuicios”, además, ha añadido que “no podemos resignarnos a la división y al distanciamiento que la separación ha producido entre nosotros. Tenemos la oportunidad de reparar un momento crucial de nuestra historia, superando controversias y malentendidos que a menudo han impedido que nos comprendiéramos unos a otros”, ha insistido.

Por su parte el secretario de la FLM, Martin Junge, ha coincidido con el Santo Padre afirmando que “es muchísimo más lo que une que aquello que divide, porque ambas iglesias son ramas de una misma vid”.

Durante esta jornada el Pontífice y el presidente de la FLM, Munib Yunan, han firmado una declaración conjunta donde han dado gracias por el fructífero diálogo mutuo y han insistido en la “curación de las heridas y de la memoria, que nubla la visión recíproca”. Ambos líderes han querido declarar su intención de buscar los puntos de encuentro para superar las desconfianzas persistentes. “Exhortamos a todas las comunidades y parroquias luteranas y católicas a que sean valientes, creativas, alegres y que tengan esperanza en su compromiso para continuar el gran itinerario que tenemos ante nosotros. En vez de los conflictos del pasado, el don de Dios de la unidad entre nosotros guiará la cooperación y hará más profunda nuestra solidaridad”, se ha manifestado en el documento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *