Osoro celebró una Misa de acción de gracias por su reciente creación como Cardenal en la Catedral de la Almudena

p-txt

Durante la Misa de acción de gracias el arzobispo de Madrid Carlos Osoro ha expresado su gratitud ante el reciente nombramiento como Cardenal. “Doy gracias a Dios por esta elección. Bien sabéis vosotros que el cardenalato no significa una promoción o un honor, ni siquiera una consideración, es sencillamente un servicio que exige ampliar la mirada y ensanchar el corazón”, ha asegurado.

En relación con la homilía de Santo Padre en el consistorio, el arzobispo ha asegurado que es importante que “amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian, bendigan a los que los maldicen y rueguen por los que los difaman”, ha comentado.

Asimismo, el arzobispo de Madrid ha afirmado que vivimos en una época donde “el desconocido, refugiado o emigrante o se convierte en amenaza o le damos el título de desconocido. La fuerza y el secreto de Jesús se esconde en que nos dice siempre que en el corazón de Dios no hay enemigos, Dios tiene hijos y nosotros si acogemos a Dios tenemos hermanos”, y ha asegurado que tenemos que quitar muros y romper distancias y barreras.

Junto al cardenal Osoro concelebraron el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida (Venezuela), el cardenal José Manuel Estepa, arzobispo emérito castrense y antiguo profesor del cardenal Porras, el obispo auxiliar, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, el obispo emérito de Ciudad Real, Antonio Algora, así como los vicarios episcopales, el Cabildo Catedral, y numerosos presbíteros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *