Burgos acoge las VII Jornadas Católicos y Vida Pública “Cristianos en el mundo de hoy”

img_9999-1024x683

Los días 13 y 14 de enero se celebraron en Burgos las VII Jornadas Católicos y Vida Pública bajo el título ‘Cristianos en el mundo de hoy’. Estas jornadas son una iniciativa de la Asociación Católica de Propagandistas y su obra la Fundación Universitaria San Pablo CEU para reflexionar sobre el papel que los católicos desempeñan en la sociedad. El vicario general de la Diócesis de Burgos, Fernando García Cadiñanos, junto al director del Congreso y Jornadas Católicos y Vida Pública, Rafael Ortega Benito, y el presidente de la Plataforma Cívica en Defensa y Promoción de la Familia, Serafín Fernández Sancha, fueron los encargados de inaugurar el evento.

La primera conferencia, titulada ‘Los cristianos ante la crisis actual’, fue presentada por Serafín Fernández Sancha e impartida por el vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo, Juan Pablo Maldonado. “Los católicos podemos y debemos intervenir en política, está escrito en la exhortación apostólica Evangelii gaudium”, señaló Maldonado. “El Santo Padre nos pide una capacidad de estudio y adaptación a los signos de los nuevos tiempos. Desde esta perspectiva la crisis de hoy es  una crisis de deshumanización. Vivimos en una sociedad fría, que da la espalda a Dios y que ha generado una deshumanización en las relaciones personales, en el trabajo, con la familia… Esto nos vuelve a colocar en sistemas de valores precristianos. Yo me pregunto qué ha pasado en la defensa de la vida, por qué no hemos sido capaces de convencer a la sociedad española de algo tan evidente como es la necesidad de defender la vida. Nos hemos equivocado de estrategia en este tema”. Y añadió, “como cristiano creo que hay una necesidad de reivindicar la política social, que ha sido secuestrada. Creemos que la política social es patrimonio de unos determinados partidos, y no es así. Muy posiblemente porque el resto de la sociedad incluidos los católicos  nos hemos desentendido de ella. Se ha confundido la política social con sus instrumentos. Este tema es un terreno abonado para los cristianos y tenemos que estar en él desde las propuestas y reformas”.

Vivir el Evangelio

Fue Carmen Fernández de la Cigoña, consejera nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, la encargada de impartir la ponencia titulada ‘Ser cristiano es vivir el Evangelio’. En ella señaló que “los cristianos tenemos que ser conscientes que debemos de predicar el Evangelio. Numerosos documentos del Magisterio de la Iglesia muestran la necesidad de predicar el Evangelio y la alegría de hacerlo. Es nuestra vocación anunciar la Buena Nueva, dando testimonio, siendo testigos de la obra de Dios. Nos encontramos en un momento en el que hay nuevos tiempos, con numerosos cambios. Pero esto no debe asustarnos, es algo que a lo largo de la historia ha sucedido en numerosas ocasiones”, concluyó la ponente.

Longinos Gil Santamaría, profesor de Formación Profesional y orientador Familiar, fue el encargado de presentar la mesa redonda titulada ‘Cristianos comprometidos’. En ella intervinieron el abogado, letrado de la Rota, mediador y orientador Familiar Óscar Martínez Saldaña y el responsable de Voluntariado en Cáritas Diocesana de Burgos, Diego Pereda Sancho, con los temas ‘Apoyo a las familias’ y ‘Voluntariado con los más necesitados’, respectivamente. Óscar Martínez Saldaña, incidió en la importancia de las familias, y preguntó: “¿Por qué un cristiano se compromete ayudar a las familias? La familia es un institución para formase como humanos. Es la célula básica de la sociedad. No se puede mejorar la sociedad sin renovar las familias. No se puede renovar a las personas obviando su infancia y juventud, y esta se forja en la familia. Los cristianos debemos de adoptar una actitud de misericordia, para ayudar y aceptar los errores de las personas y los propios. En esta actividad en la que se materializa el compromiso con el cristiano”. Por su parte el responsable del voluntariado en Cáritas Diocesana de Burgos, hizo hincapié en que “tenemos más voluntarios que afiliados muchos partidos políticos o asociaciones, lo que muestra nuestra gran fuerza social. Pero en ocasiones este voluntariado se queda únicamente en el ámbito privado, sin repercusión por parte de los propios voluntarios en la vida pública, perdiendo de esta manera dimensión social. El voluntario tiene que denunciar públicamente las situaciones de desigualdad que ve y vive”.

Cultura y pensamiento

El profesor de la Faculta de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, José Francisco Serrano Oceja, fue el encargado de la ponencia  ‘La responsabilidad del cristiano en la cultura y la vida pública’. En ella destacó que “vivimos en la época de cambio cultural. Los cristianos han sido históricamente los encargados de asumir la responsabilidad de transmitir la cultura en los nuevos tiempos, como ya sucedió con la caída del Imperio romano. Tenemos que recuperar eso, con el objetivo de trabajar para construir actitudes políticas, educacionales… cristianas. Todo ello en comunidad, no de manera individual”.

La segunda mesa redonda de las Jornadas, fue la titulada ‘Verdad y libertad: fundamentos básicos del pensamiento cristiano’, protagonizada por  la profesora titular en Historia de américa de la Universidad de Burgos, Adelaida Sagarra Gamazo, con la ponencia ‘Verdad’ y la profesora licenciada en Filosofía Juana María Arnedo Martínez, con su ponencia “Libertad”. En la primera de ellas, Sagarra Gamazo, destacó que en “estos tiempos en que podemos sufrir la presión de las ideologías tenemos que generar pensamiento y en concreto pensamiento cristiano. Con ello tenemos que intentar introducirnos en la vida pública, porque todos nosotros tenemos derecho y libertad para  para expresar lo que somos como mucha ética cristiana”.

Por su parte, Arnedo Martínez, declaró que “estamos en una crisis antropológica que ha perdido de vista lo que es ser persona. Pero no debemos ver esta situación como algo apocalíptico. Esto puede ser una gran oportunidad para volver a tener voz en la vida pública, ya que aquellas visiones que no tienen al ser humano como centro, están condenadas a acabarse. Es un buen momento para retomar la libertad desde el punto de vista cristiano, interviniendo por ello en la vida social de las gentes”, concluyó.

La clausura de las VII Jornadas Católicas y Vida Pública de Burgos fue llevada a cabo por Rafael Ortega, el cual agradeció la presencia a todos los asistentes y mostró su “preocupación por la falta de jóvenes en las Jornadas de Católicos y Vida Pública. El acto también contó con la presencia del delegado diocesano de Familia y Vida, Jorge Lara Izquierdo, quien señaló su preocupación por el escaso número de matrimonios católicos que se celebran hoy en día en España y la necesidad de una “conversión por parte de la sociedad, ya que nos encontramos con una realidad que tiene una trayectoria preocupante”. Para finalizar, Fernando García Cadiñanos celebró una Eucaristía en la Capilla de la Facultad de Teología de Burgos, dedicada especialmente a la participación de los católicos en la Vida Pública.

 [portfolio_slideshow id=9386]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *