Sevilla acoge X Jornadas de Católicos y Vida Pública bajo el lema ‘Soy cristiano: hechos y razones’

img_0848-825x340

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, inauguró el pasado viernes 17 de febrero las X Jornadas Católicos y Vida Pública de Sevilla, que se celebraron hasta el sábado 18 en el campus universitario de la Fundación CEU Andalucía, bajo el lema ‘Soy cristiano: hechos y razones’. El acto inicial contó con la presencia del director de Jornadas y del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Ortega Benito, el director general de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Juan Carlos Hernández Buades, y el secretario de la ACdP de Sevilla, Julio Álvarez de Toledo y Liñán.

El arzobispo de Sevilla incidió en su preocupación por el fenómeno de la secularización que vive España, algo que “sorprende a los propios sociólogos, y parece no tener fin. Es desalentador ver el escaso número de jóvenes que frecuentan las parroquias”, señaló. “Yo me pregunto, ¿qué será de estas comunidades dentro de 15 años? ¿Qué nos ha pasado? Es evidente que existen poderosas fuerzas  interesadas en arrinconar el nombre de Dios, eliminando de la sociedad las raíces cristianas de Europa. Este nuevo clima cultural ha influido en los más débiles, especialmente entre los más jóvenes”, subrayó monseñor Asenjo.

Monseñor mostró su preocupación por “la secularización interna de la Iglesia, que debe ser superada mediante la necesaria conducción pastoral y conversión personal, que unido a la pérdida del fuelle evangelizador y misionero,  y los escándalos que han aflorado, han afectado a la imagen de la Iglesia”. Para finalizar su intervención declaró que “la renovación de la Iglesia no será posible sin los laicos que sirven y viven la comunión, que tienen corazón de apóstol y aspiran a la santidad. Así nos lo han dicho insistentemente los papas Benedicto XVI y Francisco”.

Familia como principio de la sociedad

La primera conferencia titulada ‘La familia: transmisora de fe y cultura’ fue presentada por el propagandista Francisco Javier Ruiz Bursón. En ella intervino como ponente el director de Pastoral de la Fundación San Pablo Andalucía CEU y director del programa “Palabra y Vida” de Radio María, Manuel Orta Gotor.

Francisco Javier Ruiz Bursón introdujo el tema señalando que “la familia es el principio de la sociedad y origen del Estado, un reconocimiento milenario, tal y como muestran numerosas encuestas, que indican la opinión favorable que tiene la sociedad española a ella, por encima del trabajo y la salud”.

El sacerdote Manuel Orta comenzó su alocución indicando que “la familia es la piedra angular de sociedad. La familia no es únicamente un esapcio funcional para la convivencia de un grupo de personas”. El religioso se refirió al documento ‘Siempre adelante’, el cual realiza “un análisis de la situación y el cual nos dice que la fe tiene que hacerse cultura con el objetivo de ayudar a organizar la vida personal y social de la comunidad”. Incidiendo en esto último, señaló que “hoy en día, la familia cristiana tiene la misión de ser transmisora de fe, además de crear cultura cristiana”.

Para conseguir esto, el ponente incidió en la importancia de la educación de los más pequeños, destacando que “en ocasiones la escuela, incluso la católica, se limita a un adiestramiento en los saberes y técnicas para que los estudiantes encuentren un puesto de relevancia en la sociedad. Esto no es una auténtica educación, por ellos la familia como escuela, tiene que servir como contrapeso de esta educación técnica”.

Concepción de familia

El catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla y socio de la ACdP, Francisco José Contreras Peláez, la profesora adjunta de Teoría y Filosofía del Derecho y secretaria académica del Instituto CEU de Estudios de la Familia, Carmen Sánchez Maillo, junto a la profesora de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, Carmen Albert Márquez, fueron los ponentes de la primera mesa redonda titulada ‘Matrimonio, cultura de género y vientres de alquiler’, que contó con la presentación como moderador del director regional de COPE, Joaquín Sáez Rodríguez-Piñero.

Rodríguez-Piñero destacó en la presentación de la mesa que “desde hace unas décadas se está intentando cambiar la concepción de la familia. Todo ello se concreta en la persecución que sufrimos en nuestros días aquellos que no aceptamos los dogmas actuales. Tanto la Iglesia como la mayoría de los católicos no discriminamos absolutamente a nadie, pero esto no significa que haya que aceptar la imposición de la ideología de género”.

En su intervención Contreras Peláez se dirigió a los presentes señalando que “el ocaso del matrimonio en occidente es algo evidente. Esto se ha acelerado por las reformas legislativas en materia de familia como la ley de divorcio exprés, la concesión de efectos jurídicos a la mera convivencia o el matrimonio homosexual, las cuales han tenido un impacto pedagógico en la sociedad.”

La profesora  Sánchez Maillo mostró su preocupación poniendo de relieve que “la ideología de género ha saltado a la vida pública intentando provocar un cambio de mentalidad brutal porque es una ideología que tiene pretensión de ser científica y no lo es, va contra los cimientos fundamentales de nuestra antropología. Es una ideología política que pretende eliminar las diferencias entre hombre y mujer. No conozco ideología de mayor corte totalitario. La ideología de género postula que las diferencias entre hombre y mujer no existen, que las diferencias han sido culturales y no naturales, que las personas nos podemos orientar hacia cualquier sexo o incluso cambiarlo”.

En cuanto a la maternidad subrogada, Carmen Albert destacó que este tipo de gestación “es un contrato que simboliza lo contario a la familia. Dentro de una autentica familia nadie tiene un precio, pero si una dignidad. El contrato de subrogación se pone precio a los seres humanos: el hijo objeto de contrato y la mujer que lo gesta”.

Mantener viva las raíces del cristianismo

El catedrático de Filosofía de la Universidad de Sevilla, Javier Hernández-Pacheco Sanz, fue el encargado de presentar el tema ‘Razones para creer, razones para vivir’ en la segunda jornada de este encuentro. El ponente realizó un análisis de la fe en la cultura post-cristiana desde un punto de vista histórico, filosófico y religioso, declarando que “el post-cristianismo significa una progresiva realización secular del Reino de Dios, en este mundo en el que estamos llamados a ser minoría en un mundo descristianizado” pero recalcando que “no hay que confundir minoría con marginalismo”.

Siempre dispuestos a la evangelización

La segunda mesa redonda de las X Jornadas de Católicos y Vida Publicas celebradas en Sevilla, tuvo el título de ‘Ser cristianos: hechos’, y contó con la participación de los representantes de Cursillos de Cristiandad, María Luisa Fernández-Cotta, de Seglares Claretianos, Constantino Rodríguez Méndez, de Seglares Claretianos, y de Equipos de Nuestra Señora, Pedro Ruíz-Berdejo Ferrari y Rocío Yñigez Ovando. Fue el economista y miembro de la ACdP, Juan Jurado el encargado de moderar el coloquio. Los participantes compartieron sus funciones, experiencia como cristianos, así como sus actividades.

Homilía en recuerdo a los primeros cristianos

La secretaria general de la ACdP, Sirga de la Pisa, participó en la clausura de las X Jornadas de Católicos y Vida Pública de Sevilla, junto al director de Jornadas y del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Ortega Benito, el cual pidió a los católicos “no ser tibios y estar presentes en la vida pública”. También participaron el director general de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Juan Carlos Hernández Buades, el delegado de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Sevilla, Enrique Belloso Pérez, y el secretario de la ACdP de Sevilla, Julio Álvarez de Toledo y Liñán. Todos ellos  quisieron agradecer la presencia tanto al público como a los colaboradores de las Jornadas, así como a los representantes de los diferentes movimientos.

Las Jornadas se clausuraron con la Eucaristía oficiada por Manuel Orta Gotor, que en su homilía recordó el papel de los primeros cristianos, las primeras comunidades misioneras, la evolución que ha sufrido el concepto de familia, y el reto apostólico que hoy se nos plantea a cada uno de los cristianos.

[portfolio_slideshow id=9503]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *