La acción social, la gran preocupación de los católicos

El salón de actos del Campus CEU Andalucía acogió el 16 de febrero la  inauguración de las XI Jornadas Católicos y Vida Pública, que bajo el lema ‘Responsabilidad y Acción Social al servicio del bien común’ se celebraron en Sevilla.

El acto de inauguración estuvo marcado por la presencia del arzobispo de Sevilla,  Juan José Asenjo Pelegrina; el director de Jornadas y del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Ortega Benito; el director general de la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Juan Carlos Hernández Buades; el secretario del Centro de la Asociación Católica de Propagandistas de  Sevilla, Julio Álvarez de Toledo Liñán, quién destacó que “es esencial que los católicos seamos capaces de contribuir al Bien Común, incorporando nuestras propuestas al debate público”; y el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de CEU Andalucía y delegado diocesano de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Sevilla, Enrique Belloso Pérez.

Cristianismo renovador y progresista

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, pronunció la conferencia inaugural titulada ‘La acción social de la Iglesia en Sevilla’. En ella monseñor Asenjo, destacó las declaraciones recientes de un escritor que sostiene que “creer en Dios no tiene base racional ni utilidad práctica”, y que el cristianismo “ha hecho infelices a muchas personas”. Al respecto, Asenjo afirmó que “el cristianismo es más renovador y progresista de lo que señalan con machacona insistencia los terminales de la cultura secularizada. Es el solar en el que ha nacido la conciencia de la suprema dignidad de la persona humana, de su libertad, de la igualdad radical de todos los seres humanos, de la justicia y el derecho, columnas vertebrales de la democracia”.

Tras esta introducción, citó a Cáritas y Manos Unidas, a las que calificó como “las joyas de la corona de la Iglesia en España”, y subrayó el prestigio que tienen “por el manejo escrupuloso de los fondos que administran, por su alto número de voluntarios, por su eficacia y la perfección técnica con la que trabajan”. En alusión a la reciente crisis económica y social, apuntó a la decisiva intervención de la Iglesia, destacando que “si no hubiera sido por la Iglesia, por nuestra Cáritas Diocesana, las Cáritas parroquiales, las obras sociales de los religiosos y el compromiso de las hermandades, aquí se hubiera producido un estallido social, porque muchos miles de sevillanos no habrían podido comer”.

El arzobispo de Sevilla repasó la vertiente social de la Iglesia a lo largo de la historia, desde la época apostólica hasta nuestros días, evidenciando cómo la caridad siempre ha estado presente en la vida de las comunidades cristianas. Destacando que “no puede hablarse de caridad individual, sino de una caridad organizada y centralizada”. Asimismo, reiteró que el servicio a los pobres ha sido, a lo largo de la antigüedad cristiana, una característica definitoria del cristianismo, “algo que le diferenciaba de la mentalidad pagana”. La clave está en que “la Iglesia ve en el pobre y en el enfermo la imagen doliente de Jesucristo, y sigue su doctrina, enseñando al que no sabe, alimentando al hambriento, vistiendo al desnudo, visitando a enfermos y presos, acogiendo a los peregrinos y rescatando a los cautivos por tantas cadenas”.

La fe como fuerza fundamental

Tras la conferencia de monseñor Asenjo Pelegrina tuvo lugar la mesa redonda ‘Protagonistas en medio de la sociedad’, moderada por el propagandista, Juan Jurado, y con la participación de la  directora general de la Fundación Red Madre, Amaya Azcona Sanz; el director de Bio-Alverde, empresa de inserción de Cáritas Diocesana de Sevilla, José Manuel Hernández Sánchez; y el director regional de COPE, Joaquín López –Sáez Rodríguez-Piñero.

Amaya Azcona Sanz destacó que “Red Madre es una fundación no confesional que tiene una doble función: asistencial, en la cual se atiende a mujeres en situaciones de vulnerabilidad; y defendiendo el lugar de la mujer en la sociedad”. Una labor que consigue realizar gracias a la “fuerza que le da la fe”.

Por su parte José Manuel Hernández Sánchez declaró que es su fe lo que “me hace seguir adelante para luchar contra las injusticias sociales que están presentes en los más pobres” pues en ellos se encuentra la “presencia de Dios”.

“Cope trabaja día a día al servicio de la verdad, con el objetivo de fomentar el espíritu de convivencia en la sociedad. Los medios de comunicación tenemos un compromiso con la democracia” señaló Joaquín López –Sáez Rodríguez-Piñero. En este sentido el director regional de COPE recordó que esta emisora “sigues unos principios católicos”.

Cristianos en la sociedad

Las XI Jornadas Católicos y Vida Pública continuaron el sábado 17 de febrero con la eucaristía oficiada por director de Pastoral de CEU Andalucía y consiliario de la Acdp en Sevilla, Manuel Orta Gotor, invito “a la reflexión y al aprendizaje de todos en estas undécimas jornadas”, recordando “nuestro papel y compromiso como cristianos con la sociedad”.

El subdirector de ABC de Sevilla, Manuel Contreras, moderó la mesa redonda ‘Iniciativas al servicio del bien común’, con la participación del presidente de la Comisión de Industria y miembro de la Comisión de Responsabilidad Social Corporativa de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Juan Román Gallego; el hermano mayor de la Soledad de San Lorenzo y autor del Informe sobre caridad en las Hermandades de Sevilla, Ignacio Valduérteles; y el responsable del Servicio de Voluntariado y Acción Social de CEU Andalucía, Manuel Martínez Ortega.

Juan Román Gallego analizó el papel de las empresas en su compromiso con la responsabilidad social corporativa, subrayando cómo “la empresa no puede hacer oídos sordos a su responsabilidad social”, animando a una mayor concienciación.

Ignacio Valduérteles, analizó la función que desempeñan las hermandades, destacando la “interrelación generada, y cada vez mayor y necesaria”, entre las hermandades, las empresas y el bien común, qué se puede hacer desde las hermandades y cuáles son los retos actuales que a los que hay que dar respuesta.

Atender lo social y ambiental

El presidente de la Fundación CES-Proyecto Hombre Sevilla, Antonio Fragero, protagonizó la conferencia de clausura titulada ‘Responsabilidad y acción social, retos y propuestas’, en donde profundizó sobre los retos y propuestas en el marco de la responsabilidad y la acción social.

En ella se refirió a cómo hacer responsabilidad social corporativa analizando los intereses que mueven los distintos actores y grupos de interés ‘stakeholders’ protagonistas en el ámbito de la acción social. Fragero inició su intervención refiriéndose al origen de la responsabilidad social corporativa en las empresas, “cómo irrumpe lo social en el ámbito de interés de los accionistas, empleados, clientes. Conocer el riesgo reputacional, trabajar en búsqueda de una inversión responsable y ética, identificar los grupos de interés, sus necesidades y valoración, saber cómo alinear las propuestas de acción social con los objetivos de la empresa y atender a resultados más allá de lo económico, dando paso a un interés por lo social y lo ambiental, entre otros, han sido los temas abordados”. En este sentido recalcó la responsabilidad social corporativa como una nueva forma de relación social “ya no es solo asunto de grandes empresas, sino que cada vez más el empleado entiende la responsabilidad social corporativa como motivación para sí mismo y su entorno cercano. Creemos en su valor y somos capaces de aplicarlo y transmitirlo”.

La clausura de las Jornadas contó con la participación de la secretaria general de la ACdP, Sirga de la Pisa y Carrión; el director de Jornadas y del Congreso Católicos y Vida Pública,  Rafael Ortega Benito; secretario de la ACdP de Sevilla, Julio Álvarez de Toledo Liñán; y el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de CEU Andalucía y delegado diocesano de Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Sevilla, Enrique Belloso Pérez. Todos ellos agradecieron el seguimiento de las Jornadas a la vez que recalcaron “la importancia de la acción social para los católicos en nuestra sociedad”. Todos han animado a una mayor participación de los católicos en la vida pública, buscando el bien común y estando siempre al servicio de la sociedad. Subrayando que es necesario generar minorías creativas, proféticas, que manifiesten la alegría de ser cristianos, que no tengan miedo a manifestarlo, respondiendo con confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *