Santander debate sobre la acción social de la Iglesia

El Ateneo de Santander acogió los días 1 y 2 de junio las VII Jornadas Católicos y Vida Pública de Cantabria, que fueron inauguradas por el Secretario del Centro de Santander, Alfredo Alonso, y el secretario del Centro de Madrid, Juan Pablo Maldonado.

La acción solidaria no es algo puntual
La primera conferencia de las Jornadas, ‘El compromiso social: Luces y sombras” tuvo como protagonista al director del secretariado diocesano de la Pastoral del Trabajo, Ramón Pacheco García, el cual narró sus vivencias como cristiano. “Un compromiso que nos lleva hacer más presente el reino de Dios en la Tierra mediante la solidaridad” señaló. En su intervención, Ramón Pacheco García, advirtió que existen tres sombras en lo concerniente a este compromiso cristiano: “no podemos considerar la acción solidaria como algo puntual, el cristiano debe tener un compromiso pleno; no puede desvincularse de los principales aspectos sociales propios; y la neutralidad, pues un cristiano no puede vivir este compromiso de manera neutra ante las injusticias que se producen”. Para ello indicó que “es fundamental la formación del laico, que tenga como objetivo la creación de un nuevo modelo de sociedad basada en el Bien Común”.

Tradición histórica
Las VII Jornadas Católicos y Vida Pública continuaron el sábado 2 de junio con la ponencia ‘La acción social de los movimientos laicales’ que contó con el secretario nacional de Acción Social de la ACdP, Pablo Muñoz, como protagonista. El propagandista indico que “la atención social de la Iglesia no es algo nuevo” pues “es una tradición histórica que va dentro del ADN de los católicos”. En este sentido indicó en la actualidad es necesario la mejora de ciertos ámbitos de que lleven a las organizaciones a una “mayor eficiencia”, aspectos como: “la captación y gestión de fondos; la búsqueda de ciudadanía activa; el buen Gobierno y la espiritualidad; y la fusión entre organizaciones con el objetivo de tener una mayor repercusión en la sociedad, sin solapamiento de funciones”.

La primera mesa redonda de las Jornadas titulada ‘La acción social en el ámbito sanitario’, contó con la participación del responsable de Atención Espiritual y Religiosa y Bioética del Hospital Santa Clotilde, Walter Eladio Acosta; la hermana hospitalaria del centro Hospitalario P. Menni, Mª del Carmen Martín; el director de Área de personas con discapacidad de la Fundación Asilo de Torrelavega, Francisco Linares Perez; y la directora de Proyecto Hombre Cantabria, Eloísa Velarde Canales.
Caridad cristiana

Walter Eladio Acosta inauguró la mesa redonda realizando un repaso de la historia del hospital de Santa Clotilde destacando que la obra “cuenta con una esencia y unos valores heredados de San Juan de Dios, haciendo presente de esta manera a la Iglesia”, una presencia que como él indicó se hace a “pie de cama”. Al finalizar su interlocución, señaló que el hospital de Santa Clotilde ha realizado este año 600 ingresos y más de 3.000 intervenciones quirúrgicas.
La hermana hospitalaria Mª del Carmen Martín destacó que “los valores que configuran el centro Hospitalario P. Menni son reflejo de la experiencia de misericordia que el propio Benito Menni realizó”. En este sentido destacó cómo el religioso es considerado como el pionero de la asistencia psiquiátrica en España y señaló que actualmente realizan una importante labor asistencia de personas con discapacidad mental y problemas psicológicos. Mª del Carmen Martín agradeció la labor de los voluntarios destacando que “para nuestra institución es imprescindible vivir en misión compartida con personas de buena voluntad que comparten la fe en Jesús, expresando de esta manera su compromiso cristiano en la sociedad” concluyó.

“Nuestra institución, que cuenta con 133 años de vida, centra su atención en tres colectivos: personas mayores, discapacitados, y menores. Esto nos permite ser una gran familia” declaró Francisco Linares Perez. “Tenemos un voluntariado profesional y uno social, este último basándose únicamente en la caridad cristiana”.
Eloísa Velarde Canales apuntó que Proyecto Hombre Cantabria nació en los años 80 como “respuesta a la lacra social producida por la heroína. Un movimiento que fue impulsado por el entonces sacerdote Carlos Osoro, “buen conocedor de la problemática y que se mostró muy cercano a las familias que padecían el problema del consumo de drogas”.

Cáritas: la cara social de la Iglesia
La segunda mesa redonda fue ‘La acción social en el ámbito asistencia’, que contó con la participación de la delegada diocesana de Manos Unidas en Santander, Purificación de la Cal Zataraín; la directora pedagógica del colegio La Anunciación, Ana San José Lera; la presidenta de la Junta General de Cofradías Penitenciales de Santander, Teresa Saro Baldor; y el ex director de Cáritas diocesana de Santander, José Luis Arango.
La directora pedagógica del colegio La Anunciación, Ana San José Lera, declaró que “el colegio nace por la necesidad de escolarización que se hacía sentir en la diócesis. Educamos en un profundo respeto a la diferencia de cada uno, basándonos en un humanismo cristiano que hace crecer a los alumnos en todas sus dimensiones”
Purificación de la Cal Zataraín realizó un recorrido por las diferentes obras asistenciales que realiza en la actualidad Manos Unidas Cantabria.
“El trabajo de las hermandades y cofradías gira en torno a la formación, el culto y la caridad”, señaló Teresa Saro Baldor. La práctica de la caridad adquiere una dimensiones importantísima, por eso a lo largo y ancho de la geografía española, las cofradías desarrollar una importante labor en diferentes ámbitos de la vida social”, declaró.

El exdirector de Cáritas diocesana de Santander, indicó que “Cáritas es la entidad de la Iglesia católica encargada de llevar a término lo que la Iglesia ordena en todo el sentido amplio de la caridad”. En este sentido señaló que “es la cara social de la Iglesia y por tanto es la propia Iglesia, cuando Cáritas habla es la propia Iglesia la que está hablando”. Y finalizó recordando que “es toda la comunidad cristiana la que tiene la responsabilidad de luchar por la justicia social”.
La clausura de las VII Jornadas Católicos y Vida Pública de Cantabria, que fueron clausuradas por el Secretario del Centro de Santander, Alfredo Alonso; y el secretario del Centro de Madrid, Juan Pablo Maldonado, quien señaló “que la acción social no es una opción para el creyente”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *