El Congreso Católicos y Vida Pública, que anualmente organiza la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, aborda este año la ‘Corrección política: libertades en peligro’. Esta mañana se ha celebrado en la Universidad CEU San Pablo el acto de presentación en el que han participado el arzobispo de Burgos, monseñor Mario Iceta Gavicagogeascoa; y el arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, monseñor José Horacio Gómez Velasco, que ha participado de forma online.

En su intervención, el presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, monseñor José Horacio Gómez Velasco, ha realizado un análisis del contexto del movimiento global de secularización y descristianización, ha realizado una interpretación espiritual de los nuevos movimientos de justicia social y de identidad política en Estados Unidos y ha sugerido algunas prioridades evangélicas para la Iglesia, para confrontar las realidades del momento presente.

Así, ha señalado que es importante que la Iglesia comprenda y enfoque estos nuevos movimientos, no en términos sociales o políticos, sino como peligrosos sustitutos de la verdadera religión. Al negar a Dios, estos nuevos movimientos han perdido la verdad sobre la persona humana”. En palabras de Gómez, esto “explica su extremismo y su duro, intransigente e implacable enfoque de la política”.

Ante esta situación, el arzobispo de Los Ángeles anima a proclamar a Jesucristo audazmente y con creatividad. “Necesitamos narrar nuestra historia de salvación de una manera nueva. Con confianza, sin miedo. Ésta es la misión de la Iglesia para todas las épocas y para todos los momentos culturales. No deberíamos dejarnos intimidar por estas nuevas religiones de justicia social y de identidad política”.

Además, ha subrayado que “la verdadera religión no busca dañar o humillar, ni arruinar los medios de subsistencia o la fama de las personas. La verdadera religión ofrece un camino para que incluso los peores pecadores encuentren la redención”.

En la misma línea se ha mostrado el arzobispo de Burgos, monseñor Mario Iceta, quien ha señalado que estamos en un cambio de época, ligado a un elemento fundamental de la persona humana: la libertad. En su discurso, Iceta ha explicado que “esta cuestión, puesta en evidencia desde el siglo XIV con el nominalismo y que ha derivado en el modernismo actual, que entiende la libertad como un elemento absoluto capaz de dotar a las cosas de un nuevo sentido, de replantear y recrear todo, presenta un gran desafío para el cristiano”.

En una actualidad en la que se habla de la posverdad, con una interpretación del mundo vinculada a las ideologías y en la que se confunde la verdad real con la certeza o la opinión, los cristianos debemos tener esperanza en Cristo y en el Evangelio, pues son capaces de dialogar con todas las culturas y los pensamientos”, ha subrayado.

Por último, Iceta ha recordado que, ante la situación actual, “los cristianos estamos llamados, no a la confrontación ni a la hostilidad, sino al bien y a la belleza”. “La verdad os hará libres y la libertad os hará verdaderos”, ha concluido.

Este año el 23 Congreso Católicos y Vida Pública se celebrará en formato de doble presencialidad los días 12, 13 y 14 de noviembre. A lo largo de los tres días se impartirán varias conferencias, en las que se abordarán aspectos como la influencia de la corrección política en el Proyecto Europeo; en la Universidad; en las nuevas ideologías; y en los medios de comunicación.

Para abordar estos temas, participarán, entre otros, el eurodiputado y portavoz en el Parlamento Europeo del partido Ley y Justicia (Polonia), Ryszard Legutko; el historiador y profesor Emérito de la Sorbona, Rèmi Brague; la vicepresidente de la Fundación Villacisneros, María San Gil, el actor y dramaturgo Albert Boadella y el periodista Bieito Rubido.

Como en años anteriores, paralelamente se celebrarán ocho talleres simultáneos en los que se analizará lo políticamente correcto en ámbitos como la vida económica y empresarial, en la educación, en la familia, en la política, en la ciencia, en el arte y en la literatura; así como la disidencia comunicativa y la memoria histórica. Ya no hay plazas para asistir presencialmente, pero todas las personas que lo deseen pueden seguirlo a través de la página web del Congreso.

DESCARGA DE MATERIALES

¿Quieres estar al día?

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y estarás al día de todos los eventos y novedades del congreso.